La temeraria amenaza de Trump pretende arrastrar a América Latina hacia un conflicto en la región.

Amenaza de Trump pretende arrastrar a América Latina hacia un conflicto

Amenaza de Trump pretende arrastrar a América Latina hacia un conflicto

Actualidad y noticias del mundo
El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, ha leído este sábado un comunicado desde la Casa Amarilla de Caracas en respuesta a las amenazantes declaraciones emitidas por el presidente de EE.UU. Donald Trump. El oficial precisó que se trata de la posición oficial de Venezuela ante “la insólita agresión y amenaza del uso de la fuerza” del mandatario estadounidense.

Según afirmó, la nación bolivariana “rechaza de la manera más categórica y contundente las declaraciones inamistosas y hostiles” de Trump.

Las declaraciones de Trump, de acuerdo con el comunicado, “son a todas luces violatorias de los propósitos y principios consagrados en la carta de la ONU y de las normas del derecho internacional, particularmente en lo que respecta a la amenaza del uso de fuerza contra la independencia política de los Estados”.
Mientras tanto.

Chile responde a Trump después de sus amenazas a Venezuela.

Heraldo Muñoz, ministro de Relaciones Exteriores de Chile, ha declarado que su país rechaza la amenaza de una intervención militar en Venezuela luego de que el presidente estadounidense Donald Trump afirmara que no descarta una “opción militar” en el país latinoamericano.

“Reiterando todos los términos de la Declaración de Lima sobre Venezuela, el Gobierno de Chile rechaza amenaza de una intervención militar en Venezuela”, escribió el canciller en su cuenta de Twitter en referencia a la declaración en la que representantes de 17 países de la región condenaron la ruptura del orden democrático en Venezuela debido a la convocatoria de la Asamblea Constituyente.

Este viernes, Trump aseguró que Washington maneja “muchas opciones” respecto a la situación de Venezuela y sostuvo que “no descarto una opción militar” en el país. “Tenemos tropas en todo el mundo, en lugares muy, muy lejanos” y Venezuela “no está lejos”, recordó el mandatario.

La temeraria amenaza de Trump pretende arrastrar a América Latina hacia un conflicto en la región.
La temeraria amenaza de Trump pretende arrastrar a América Latina hacia un conflicto en la región.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha criticado las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien afirmó el 11 de agosto que no se descarta intervenir militarmente en Venezuela luego de que el país bolivariano celebrara la Asamblea Constituyente.

“Condenamos el afán intervencionista armado de EE.UU. contra Venezuela, país que busca la paz en diálogo en Constituyente y elecciones regionales”, ha afirmado el mandatario en su cuenta de Twitter.

Mexico :
Un comunicado oficial del Gobierno de México señala que el país rechaza el “uso o la amenaza del uso de la fuerza en las relaciones internacionales, y afirma que la crisis en Venezuela no puede resolverse mediante acciones militares, internas o externas”.

“Una amenaza directa contra la paz.

El ministro ha estimado que “las declaraciones belicistas de Trump […] representan una amenaza directa contra la paz, la estabilidad, la independencia, la unidad territorial, la soberanía y el derecho a la autodeterminación” de la república.

“La temeraria amenaza del presidente Donald Trump pretende arrastrar a América Latina y el Caribe a un conflicto que alteraría permanentemente la estabilidad, la paz y la seguridad en nuestra región”, subrayó.

 

Asimismo, el funcionario indicó que “Venezuela alerta a la comunidad internacional sobre las grandes amenazas que se ciernen cada vez con mayor intensidad sobre ella”.

En sus declaraciones, Jorge Arreaza destacó que Venezuela hace un llamado a la comunidad internacional y a los pueblos libres del mundo “a que expresen su más clara e inequívoca condena a este peligroso atentado contra la paz y la estabilidad del continente americano”. Asimismo, el canciller hizo un llamamiento “a todos nuestros compatriotas a unirnos en la defensa de nuestro pueblo sagrado”.
ademas:

“Entender la guerra es el primer paso para ganarla”. Con esta frase abrió su participación en un foro realizado en Caracas, sobre el periodismo en tiempos de guerra no convencional, el analista político venezolano, Gustavo Borges Revilla.

Borges afirma que si se entiende la guerra, “se destraba” y si esto ocurre, “hacemos un plan seguramente conjunto”, que consiste, en su opinión, en la producción de una información de calidad sobre la realidad venezolana y el fortalecimiento de la memoria como recurso de cohesión social.

Actualmente existe un “nuevo campo de batalla” donde la confrontación convencional dejó de existir.
“Las guerras ahora son por la iniciativa, por la interpretación y por la opinión”. “Cuando la élite estadounidense y europea consideran un territorio como no globalizado”, ponen un plan en marcha para cambiar esa realidad, expresa.

Globalizarlo significa “insertarlo en el mundo de la especulación, del tráfico de drogas, de personas, de un nuevo esclavismo”.

Libia, Irán, Siria, Afganistán, Venezuela y Bolivia “luchan por preservar su raíz” y por eso son víctimas de la “revoluciones de colores” que buscan borrar sus raíces culturales y destruir la cuestión nacional.

Cien días de miedo.

El director del portal venezolano de investigación Misión Verdad se refirió a las violentas protestas opositoras entre abril y julio de este año, que causaron más de cien muertes, entre civiles y militares.

“Los últimos cuatro meses, la angustia era lo que nos levantaba y nos acostaba. Leer tantas noticias, conocer hechos terroríficos, pensar en el futuro”, opina.

Fueron cuatro meses de campañas mediáticas nacionales e internacional en contra del gobierno de Nicolás Maduro, las instituciones del Estado y la convocatoria a un Asamblea Nacional Constituyente para solventar la crisis política que atraviesa el país suramericano.
Actualidad y noticias del mundo.

Comments are closed.