TO GO WITH AFP STORY by Natalia Ramos
The production supervisor of biotech company Oxitec, Sofia Bastos Pinto, looks at transgenic Aedes aegypti mosquitos kept in a container at the lab in Campinas, 100 km from Sao Paulo, Brazil, on August 21, 2014. Oxitec produces genetically modified mosquitoes to fight dengue, a deadly tropical disease more prevalent in Brazil than anywhere else in the world. The factory developed a technology where eggs of Aedes aegypti receive microinjection of DNA with genes that produce a protein which prevents their offsprings from reaching adulthood and thus reducing the total population of transmitters of dengue.  AFP PHOTO / NELSON ALMEIDA        (Photo credit should read NELSON ALMEIDA/AFP/Getty Images)

Brasil: crean Mosquitos transgénicos contra el dengue y el zika

Brasil: crean Mosquitos transgénicos contra el dengue y el zika

Desde un criadero de huevos hasta millones de insectos que aletean antes de ser liberados en la naturaleza: la mayor fábrica de mosquitos genéticamente modificados del mundo abrió sus puertas esta semana en Brasil.

A unos 140 km de San Pablo, en la ciudad de Piracicaba, la firma inglesa Oxitec levantó esta planta con una capacidad de producción semanal de 60 millones de zancudos transgénicos, que tienen la misión de combatir al vector –el mosquito aedes aegypti– de virus como el dengue y el zika.

 

La fábrica se abrió poco más de dos años después de que Oxitec instalara laboratorios en la cercana ciudad de Campinas y en Bahía (nordeste), para estudiar la efectividad de esta nueva tecnología que desarrolla mosquitos defectuosos que viven menos tiempo.

Según la firma, en cinco pruebas de campo entre el 2011 y el 2014 tanto en Bahía como fuera del Brasil –Panamá y las islas Caimán– la población de mosquitos salvajes de aedes aegypti disminuyó en torno a un 90% después de la liberación de los congéneres modificados.

“Esta es la primera y mayor fábrica del mundo de mosquitos transgénicos y su producción será enteramente para Brasil. Por ahora solo comercializaremos en esta ciudad, pero estamos conversando con varios municipios y estados”, declara a la AFP Hadyn Parry, presidente de Oxitec, que viajó hasta Piracicaba para la apertura de la planta.

Autoridades de Estados Unidos dieron luz verde provisionalmente en marzo a las pruebas de campo con estos mosquitos. En Brasil, Oxitec aún no ha obtenido el permiso de comercialización, pero la alcaldía de Piracicaba ya llegó a un acuerdo para desembolsar 3,7 millones de reales por un total de 4 años. En un primer momento serán liberados 10 millones de mosquitos por semana en esta ciudad de 360.000 habitantes.

Comments are closed.