Corea del Norte, China, Rusia y EE.UU.; En camino a una tercera guerra mundial

Corea del Norte, China, Rusia y EE.UU.; En camino a una tercera guerra mundial

Corea del Norte, China, Rusia y EE.UU.; En camino a una tercera guerra mundial

El mundo está a la expectativa, de un conflicto nuclear que parece aumentar conforme pasan los días, y una retórica hostil a las negociaciones de normalizar las tensiones, genera un gran temor de que explote una guerra no solo local si no también mundial: pues uno de los aliados más fuertes de corea del norte, es china; el cual se siente amenazado por el gran armamento nuclear que se está desplegando en la península coreana; además de esto la reacción rusa al conflicto, que pone en peligro su seguridad en las fronteras, según an considerado.


por esta causa los escenarios son más amplios de lo que a simple vista se vislumbra.
por el momento solo queda esperar cuáles serán las acciones, que estas potencias tomarán y quien será el primero en cometer un error que podría explotar en una guerra mundial.
Este es un resumen de todo lo que a pasado alrededor de este tema.

actualidad y noticias del mundo.

Las maniobras militares de EE.UU. y Corea del Sur, las cuales ha calificado de “ejercicios de guerra agresivos” que promueven “la guerra real”.

Según el diplomático, “está claro para todo el mundo” que Washington “está empeñado en el peligroso ruido de sables”.

“Es un delito que amenaza la estabilidad en Corea”, ha añadido el delegado de Pionyang, para aseverar que “si EE.UU. opta por las acciones militares, Corea del Norte está lista para reaccionar”.

La península coreana vive una escalada de tensión debido a las últimas acciones emprendidas por la Administración de Donald Trump y la persistencia de Pionyang en continuar con su programa nuclear.
¿Estamos cerca de cruzar la barrera del apocalipsis nuclear?
Tanto Corea del Norte como EE.UU. han expuesto al mundo sus capacidades armamentistas y aseguran firmemente que están listos para un enfrentamiento bélico a gran escala.

La creciente tensión en la península coreana, incitada por las continuas declaraciones de las altas autoridades estadounidenses y seguidas por las desafiantes pruebas militares de Pionyang, han abierto las puertas a un nuevo debate sobre un posible enfrentamiento militar entre potencias nucleares, un escenario que tendría consecuencias catastróficas e inimaginables, tanto en el plano social como en el económico.

El historiador de origen escocés Nial Ferguson, profesor de la Universidad de Harvard y prestigioso analista internacional, cree que Corea del Norte y EE.UU. han mostrado señales que reviven la posibilidad de una segunda Guerra de Corea, al exponer al mundo sus capacidades armamentistas y asegurar firmemente que ambos están listos para un enfrentamiento.

Sin embargo, a pesar de que la última prueba nuclear efectuada por el Ejército norcoreano muestra que ha alcanzado una capacidad cercana a los 20 a 30 kilotones —similar a la bomba lanzada por EE.UU. en Nagasaki—, el analista estima que Corea del Norte aún no ha cruzado la última barrera militar para ser considerada una potencia nuclear capaz de mantener un conflicto armado a gran escala: el desarrollo de un sistema de misiles balísticos intercontinentales capaces de alcanzar un objetivo de forma precisa y a gran distancia.

EE.UU. y Corea del Sur acuerdan un pronto despliegue del sistema THAAD
EE.UU. y Corea del Sur acuerdan un pronto despliegue del sistema THAAD

Según el analista, ni los expertos estadounidenses ni sus colegas chinos creen que Pionyang se encuentre en ese punto de desarrollo militar, y que las continuas fallas de su Ejército en los ensayos de misiles serían una prueba de estas limitaciones. “Lo peor que [Corea del Norte] podría hacer por el momento en términos de amenaza nuclear sería utilizar un dron armado con uranio enriquecido”, considera Ferguson. Esto se suma a la amplia ventaja en capacidad satelital y de despliegue de fuerzas que mantienen Corea del Sur y EE.UU. al momento.

Pionyang ante la ONU: Una guerra nuclear podría estallar “en cualquier momento” por culpa de EE.UU.

El vicembajador de Corea del Norte ante la ONU ha declarado que EE.UU. ha creado una situación peligrosa en la región, en la que una guerra nuclear puede estallar en cualquier momento, Según ha denunciado en una rueda de prensa en la ONU el vicembajador de Corea del Norte ante ese organismo, Kim In Ryong.

El vicembajador norcoreano ha afirmado que Washington está “perturbando la paz y la estabilidad” en todo el mundo con su respuesta “injusta y desproporcionada” al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.

Asimismo, ha manifestado que “está muy claro” que Washington y el presidente Donald Trump están “empeñados” en provocar una guerra con Corea del Norte.

En este sentido, el vicembajador del país asiático ha advertido que el aumento de las tensiones han creado una situación “en la que una guerra nuclear podría estallar en cualquier minuto”.

EE.UU. y Corea del Sur acuerdan un pronto despliegue del sistema THAAD
EE.UU. y Corea del Sur acuerdan un pronto despliegue del sistema THAAD

EE.UU. “está haciendo ver su fuerza” y enviará tres portaaviones a la península coreana.

Al USS Carl Vinson y su grupo de ataque se unirán el USS Ronald Rigan y el USS Nimitz.
EE.UU. “está haciendo ver su fuerza” y enviará tres portaaviones a la península coreana
navy.mil

Tres portaaviones de EE.UU. llegarán la próxima semana a las aguas que rodean la península coreana para disuadir a Corea del Norte de seguir llevando a cabo pruebas de misiles y ensayos nucleares, informa la agencia Yonhap citando a fuentes del Gobierno surcoreano.

El portaaviones USS Carl Vinson (CVN-70) y su grupo de ataque, que partió hacia esa región el pasado 8 de abril desde Singapur, llegará al mar de Japón el próximo 25 de abril, afirmaron las fuentes. Washington “está discutiendo con el Gobierno de Corea del Sur sobre unas maniobras militares con la participación del grupo de ataque del portaaviones”, agregaron.

Además del USS Carl Vinson, la próxima semana al mar de Japón llegarán también los portaaviones USS Ronald Rigan (CVN-76) y el USS Nimitz (CVN-68). Inicialmente se esperaba que el CVN-70 llegaría a la península coreana este 15 de abril, fecha en que Corea del Norte celebró el 105º aniversario del nacimiento de su fundador, Kim Il-sung. EE.UU. afirmaba que ese día el Gobierno norcoreano iba a realizar su sexta prueba nuclear.

Ese ensayo no ocurrió, aunque sí se llevó a cabo sin éxito el lanzamiento de un misil. Ahora, según fuentes de Yonhap, se espera que Pionyang realice su sexta prueba nuclear el próximo 25 de abril con motivo del 85º aniversario de la fundación del Ejército Popular Norcoreano.

“Es poco usual que tres portaaviones se desplieguen en una misma zona de combate, lo que refleja la postura que mantiene EE.UU. respecto a Corea del Norte. La administración Trump está haciendo ver su fuerza disuasiva mediante pasos concretos, a diferencia del Gobierno anterior”, resaltaron las fuentes.

Rusia espera que EE.UU. no tome medidas unilaterales tras las “aventuras nucleares” de Pionyang.

Moscú espera que EE.UU. no tome medidas unilaterales contra Corea del Norte como lo que hizo en Siria, ha afirmado el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

Moscú rechaza las inadmisibles “aventuras nucleares” de Corea del Norte, pero espera que EE.UU. no tome medidas unilaterales contra Pionyang como lo hizo en Siria, ha declarado este lunes el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

“No aceptamos las aventuras nucleares y de misiles de Pionyang, que violan numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”, pero esto “no quiere decir que se pueda violar el derecho internacional” aplicando la fuerza contra Corea del Norte, ha destacado el canciller ruso.

Estas palabras del canciller ruso son una respuesta a las declaraciones del vicepresidente de EE.UU. Mike Pence, quien en el marco de su gira de 10 días por Asia, advirtió de que se había acabado “la era de la paciencia estratégica” con Corea del Norte.

A este respecto, Lavrov apuntó que “no puede” definir al período de la administración de Barack Obama como “la era de la paciencia estratégica”, porque durante ese tiempo EE.UU. “restringió severamente” la posibilidad de Pionyang para desarrollar industrias que pudieran contribuir al sector nuclear y la energía.

Si el vicepresidente estadounidense se refería “a una amenaza de usar la fuerza de manera unilateral, es un camino muy arriesgado”, aseveró Lavrov.

Moscú está dispuesta a mejorar su relación con EE.UU.

Por otro lado, Lavrov ha comentado las palabras del asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump, Herbert McMaster, quien declaró que había llegado el momento de iniciar “duros debates” con Rusia sobre sus acciones en Siria.

“El presidente de EE.UU. ha confirmado que quiere mejorar las relaciones con Rusia, y nosotros también estamos listos para ello”.
Serguéi Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores de Rusia

“Empezaron a decir que se puede cooperar con Rusia, pero solo si se comporta bien en Ucrania y en Siria, y ahora también en la península coreana”, ha señalado Lavrov, para añadir que “eso no es un enfoque de colaboración, y no lo aceptamos”.
ESTAREMOS MUY PENDIENTES DE LO QUE PASE Y DE LAS NUEVAS ACTUALIZACIONES, ALREDEDOR DE ESTE TEMA.
LES INVITAMOS A COMPARTIR SU OPINION AL RESPECTO.
actualidad y noticias del mundo.

Comments are closed.