Corea del Norte y EE.UU. Hasta que caiga la primera bomba

Corea del Norte y EE.UU. Hasta que caiga la primera bomba

Corea del Norte y EE.UU. Hasta que caiga la primera bomba

“Hasta que caiga la primera bomba”: Tillerson promete seguir empleando la diplomacia con Pionyang.
actualidad y noticias del mundo.

 

El secretario de Estado de EE.UU. ha reiterado su disposición a continuar con los esfuerzos diplomáticos para tratar de resolver la crisis norcoreana.
El secretario de Estado de EE.UU. Rex Tillerson, ha declarado este domingo que el presidente Donald Trump le dio instrucciones para que continuase los esfuerzos diplomáticos para resolver las tensiones con Corea del Norte.
Tillerson ha señalado en una entrevista a la CNN que el presidente estadounidense “no está buscando ir hacia la guerra” con Corea del Norte. “[Trump] dejó claro el hecho de que yo continúe con mis esfuerzos diplomáticos”, ha señalado. Con ello, el secretario de Estado ha aseverado que Washington seguirá empleando la diplomacia con Pionyang “hasta que caiga la primera bomba”.

Además, el político ha indicado que Trump y su homólogo chino Xi Jinping gozan de una relación muy cercana, y que Pekín entiende la postura de Washington. “Estén seguros de que los chinos no se sienten confusos de ninguna manera” con la política estadounidense respecto a Corea del Norte, ha señalado.

Tillerson le ha quitado importancia a las recientes publicaciones de Trump en Twitter sobre el cambio de método para resolver la crisis en la península coreana.

Sin embargo, dos publicaciones de Trump en su cuenta personal de Twitter del pasado 1 de octubre, mostraron que para el presidente las negociaciones con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, son algo que no merece la pena.

“Le dije a Rex Tillerson, nuestro maravilloso secretario de Estado, que está perdiendo el tiempo tratando de negociar con el pequeño hombre misil”, reza el primer tuit del presidente. “¡Ahorra tu energía, Rex, haremos lo que tenemos que hacer!”, remató Trump en una segunda publicación.

En la península coreana se incrementan las tensiones a medida que prosigue el programa de armas nucleares de Pionyang y se llevan a cabo varios ejercicios conjuntos entre Washington y Seúl. El intercambio de declaraciones cargadas de acusaciones y amenazas de altos mandos tampoco ayuda a la distensión en la zona.

“Comerciante de guerra y estrangulador de paz”: Pionyang condena a EE.UU. por vender armas a aliados

Washington está abusando del comercio internacional de armas con el fin de dominar el mundo, afirman desde Corea del Norte.

Corea del Norte mantiene caliente el juego de palabras con EE.UU. Esta vez, Pionyang ha acusado a Washington de provocar tensiones en la península coreana con el fin de obtener ganancias mediante la venta de armas a sus aliados en la zona.

EE.UU. está trabajando arduamente para engordar sus monopolios de municiones y crear un desbalance de fuerzas y una confrontación militar en ciertas regiones a través de la venta de armas”, reza un comentario publicado en el periódico ‘Rodong Sinmun’, citado por la agencia estatal norcoreana KCNA.

A pesar de que el comercio de armas es una práctica internacional común, EE.UU. está “abusando” de esa actividad “más allá de los fines comerciales, con el fin de alcanzar la dominación mundial”. El rotativo se refirió al presidente de ese país, Donald Trump, como un “comerciante de guerra y estrangulador de la paz”.

Otros objetivos en la mira.

Desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia señalan que el sistema de defensa antimisiles THAAD, desplegado en Corea del Sur con el pretexto de las amenazas procedentes desde Corea del Norte, en realidad tendría otros objetivos en la mira.

“Los complejos THAAD simplemente no son necesarios contra Corea del Norte”, afirma Gueorgui Borisenko, director del departamento de América del Norte de la Cancillería. “Nosotros, y nuestros socios en China, somos muy conscientes de que el THAAD está dirigido contra Rusia y China”, agregó.

A partir de este lunes, EE.UU. y Corea del Sur comenzarán 10 días de simulacros navales conjuntos alrededor de la península coreana, ejercicios tachados por Pionyang como un preámbulo a la guerra.
Por su parte, Seúl se mantiene expectante ante un posible lanzamiento norcoreano, tras la reciente detección de movimientos de lanzadores de misiles balísticos en Corea del Norte.

Las agresivas acciones de EE.UU. dinamitan la delicada situación en la península corena.

Las “histéricas” declaraciones del Gobierno de EE.UU. están contribuyendo a un brusco deterioro de la situación en la península coreana, informa la agencia TASS, citando al periódico oficial norcoreano Rodong Sinmun.

“Las declaraciones agresivas e histéricas del presidente estadounidense (Donald Trump) están creando una situación extremadamente peligrosa en la península coreana, que podrían provocar una guerra nuclear”, advierte el diario.

Un solo ataque de Corea del Norte acabaría con el 90% de la población de EE.UU.
Dichas declaraciones surgen después de que Washington anunciara que el Pentágono tiene capacidad para destruir los objetivos militares de Corea del Norte utilizando armas nucleares tácticas, y que se preparaba para realizar “maniobras militares sin precedentes” junto a las fuerzas de Corea del Sur a mediados de este mes.

Al respecto, ‘Rodong Sinmun’ alerta que con sus acciones EE.UU. está creando una delicada situación que corre el peligro de explotar. Asimismo acusó al país norteamericano de ser un “Estado criminal que representa una amenaza real para la paz y seguridad mundial”, al tratar de desatar una guerra nuclear.

Por otro lado, avisó que las Fuerzas Armadas de Corea del Norte están preparadas para “destruir todo el arsenal estadounidense desplegado en la península coreana”, así como para atacar territorio del país norteamericano.

Las tensiones entre Washington y Pionyang se han intensificado constantemente en los últimos meses, debido a la interminable guerra de amenazas entre ambas naciones y el incremento del despliegue militar en la península coreana.
actualidad y noticias del mundo.

Comments are closed.