Coreo del Norte y EE.UU. Los medios hacen sonar los tambores de guerra

Coreo del Norte y EE.UU. Los medios hacen sonar los tambores de guerra

Coreo del Norte y EE.UU. Los medios hacen sonar los tambores de guerra
ACTUALIDAD Y NOTICIAS DEL MUNDO.
El objetivo de esta medida prevista para finales de mayo es poner a prueba los medios de Washington a la hora de responder a la amenaza de posibles lanzamientos de misiles norcoreanos.

 

El Pentágono realizará a finales de este mes de mayo dos grandes pruebas de defensa antimisiles sobre el océano Pacífico destinadas a medir la capacidad de intercepción de misiles norcoreanos, citando fuentes militares estadounidenses.

Las pruebas forman parte del programa de las fuerzas armadas estadounidenses del sistema de defensa contra misiles balísticos ante las posibles amenazas de Corea del Norte o Irán. Las de este mes están destinadas de forma concreta a garantizar que Washington se defienda a sí mismo y a sus aliados de posibles lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales realizados por Pionyang.

Una de estas actividades será la prueba de los mejorados misiles Standard Missile desde los buques de la Armada de EE.UU. en el Pacífico, precisó un oficial de la Defensa. Hasta ahora los Standard, que contienen una ojiva mejorada, habían sido puestos a prueba una sola vez.
Las actualizaciones implican que este misil contará a partir de ahora con mayor alcance, supuestamente podrá ser lanzadosa más distancia de la costa de Corea del Norte, y tendrá más capacidad para derribar otros proyectiles.

El programa, que Washington viene desarrolland desde hace una década junto a Japón, tiene como fin asegurar la posibilidad de derribar los misiles norcoreanos de alcance intermedio. En este período solo la mitad de las pruebas ha sido exitosa, según precisa el Departamento de Defensa de EE.UU.

Coreo del Norte y EE.UU. Los medios hacen sonar los tambores de guerra
Coreo del Norte y EE.UU. Los medios hacen sonar los tambores de guerra

Las nuevas maniobras se realizarán desde una base en California y una de ellas será interceptar un misil simulado sobre el océano Pacífico.

Con todo, un oficial precisó que EE.UU. no ha anticipado ninguna acción militar preventiva contra Pionyang y que solo se interceptarán misiles de Pionyang si la trayectoria de estos amenaza a Corea del Sur, Japón o al mismo EE.UU.

En este sentido, el secretario de Defensa de EE.UU. James Mattis, ordenó al Pentágono revisar su programa nuclear. La asistente de este para asuntos de Asia y el Pacífico Susan Thornton aseguró que EE.UU.
“no tolerará” las amenazas de Corea del Norte, con lo que no está dispuesto a permitir que se siga comportando de manera “provocadora” y responderá a cualquier provocación o ataque “de manera apropiada”.

Los medios hacen sonar los tambores de guerra.
El Ejército de Estados Unidos está reforzando sus fuerza disuasiva en aguas que rodean la Península coreana para intentar disuadir al gobierno de Pionyang de seguir con sus pruebas nucleares.

El despliegue de portaaviones y bombarderos estratégicos estadounidenses cerca de Corea del Norte está creando una peligrosa situación en la región, donde cualquier mal paso podría dar lugar a una confrontación que podría rápidamente derivar en una guerra a gran escala.

Según informaciones publicadas en medios coreanos, el Ejército de Estados Unidos fortalecerá con hasta tres portaaviones su presencia en las aguas cercanas a la península coreana para intentar disuadir a Pionyang de continuar llevando a cabo pruebas de misiles y ensayos nucleares.

Mientras la tensión aumenta en torno al conflicto en la península coreana, muchos medios también incrementan el tono de su cobertura. Por ejemplo, la cadena NBC informó, citando a funcionarios de Inteligencia no identificados, que EE.UU. había desplegado dos destructores con capacidad de disparar misiles Tomahawk contra la plataforma de pruebas nucleares de Corea del Norte.

ACTUALIDAD Y NOTICIAS DEL MUNDO.

Comments are closed.