Nicolás Maduro, dijo ayer que irá a las armas si se destruye la revolución bolivariana.

Nicolás Maduro, dijo ayer que irá a las armas si se destruye la revolución bolivariana

Nicolás Maduro, dijo ayer que irá a las armas si se destruye la revolución bolivariana

ACTUALIDAD Y NOTICIAS DEL MUNDO. El país caribeño vivió ayer una intensa jornada en la que se tuvieron lugar varios sucesos que provocan confusión sobre su origen y próximos pasos. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo ayer que irá a las armas si se destruye la revolución bolivariana, para hacer lo que “no se pudo con los votos”, poco antes de que un grupo atacara el Parlamento y un helicóptero policial sobrevolara el Supremo y lanzara dos granadas, según el mandatario. “Si Venezuela fuera sumida en el caos y la violencia y fuera destruida la revolución bolivariana, nosotros iríamos al combate, nosotros jamás nos rendiríamos, y lo que no se pudo con los votos lo haríamos con las armas”, dijo el mandatario durante un acto político en Caracas. La amenaza de Maduro fue catalogada por el jefe del Parlamento, el opositor Julio Borges, como una “aceptación” de que Venezuela vive una dictadura “violenta” y señaló que el presidente es “quien está buscando que Venezuela vaya al caos”, además de buscar su “permanencia en el poder”.
Nicolás Maduro, dijo ayer que irá a las armas si se destruye la revolución bolivariana.
Nicolás Maduro, dijo ayer que irá a las armas si se destruye la revolución bolivariana.
Asedio en el Parlamento. Por este discurso los opositores también responsabilizaron a Maduro de que grupos civiles armados atacaran la sede del Legislativo, luego de que se produjera un choque entre algunos diputados y miembros de la Guardia Nacional (GNB, policía militarizada) dentro de la institución. Estos grupos lanzaron cohetes pirotécnicos y otro tipo de artefactos hacia el interior del Parlamento, según algunos videos publicados en las redes sociales. Posteriormente, un grupo a bordo de un helicóptero de la policía científica de Venezuela (CICPC), liderado por el inspector Oscar Pérez, sobrevoló la sede del Tribunal Supremo en Caracas con un mensaje por la “libertad” del país y luego el mismo agente pidió a través de un vídeo la renuncia de Maduro. Pérez robó un helicóptero de la base base aérea del Generalísimo Francisco de Miranda y junto a otros policías voló a la sede del ministerio del Interior y realizó 15 disparos. Después, se dirigieron al Tribunal Supremo de Justicia y lanzaron al menos cuatro granadas. En las imágenes difundidas por todas las televisiones se ve al inspector a bordo de la aeronave mientras despliega una pancarta en la que se leía “350 libertad” en alusión al artículo de la Constitución que llama a desconocer “cualquier régimen” que actúe contra las garantías democráticas. En la grabación, difundida en la cuenta en Instagram de Pérez, este lee un escrito y da la cara, acompañado de otros cuatro uniformados encapuchados, y pide a los venezolanos ir “a cada base militar” del país. El agente de la policía científica también fue fotografiado junto a los otros uniformados a bordo de la aeronave con una pequeña pancarta en la que se leía “350 libertad” en alusión al artículo de la Constitución que llama a desconocer “cualquier régimen” que contraríe las garantías democráticas.
Nicolás Maduro, dijo ayer que irá a las armas si se destruye la revolución bolivariana.
Nicolás Maduro, dijo ayer que irá a las armas si se destruye la revolución bolivariana.
Maduro aseguró que “esta persona lanzó unas granadas” y señaló que ya fueron desplegadas “fuerzas especiales” para dar con “el helicóptero y a los que han hecho este ataque terrorista” contra las instituciones del país. ¿Trama oficialista? La confusión sobre lo que pasó, su origen y sus posibles próximos pasos está todavía instalada en el país. Por el momento, el paradero de la aeronave y los hombres que el martes dispararon y lanzaron granadas contra las sedes del Ministerio del Interior y el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela sigue siendo desconocido. Algunos videos difundidos por Twitter parecen mostrar al helicóptero aterrizando, después del ataque, sobre unos edificios en La Trinidad, una zona del suroeste de Caracas. Pero después de eso no se ha sabido nada más de la aeronave, un Airbus Bolkow Bo-105 perteneciente al CICPC, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de la policía venezolana. La declaración sobre la defensa armada de la revolución fue condenada por los opositores, a quienes el presidente exigió condenar el “ataque terrorista” realizado por el helicóptero. La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) examinará la denuncia este miércoles, sin descartar que todo pueda tratarse de una trama del gobierno. “Vamos a analizar todo lo que pasó (…). Hay gente que dice que es un peine (trampa), hay gente que dice que es una cuestión real, hay gente que dice que son efectivos policiales que realmente están hartos. Sea lo que sea es gravísimo. Todo apunta al mismo lugar: la situación es insostenible en Venezuela”, dijo este miércoles a la prensa Julio Borges, presidente del Parlamento de mayoría opositora. En cualquier caso, si se asume que la declaración de Pérez es legítima, una de las grandes preguntas que plantea es qué tan extendido está entre las fuerzas de seguridad el descontento con el gobierno de Maduro expresado en su proclama. ACTUALIDAD Y NOTICIAS DEL MUNDO.

Comments are closed.