Rusia pone en alerta ante el lanzamiento de Pionyang

Rusia se pone en alerta ante el lanzamiento de Pionyang

Rusia pone en alerta ante el lanzamiento de Pionyang
ACTUALIDAD Y NOTICIAS DEL MUNDO.
El presidente del Comité de Defensa de la Cámara Alta del Parlamento ruso propone una nueva medida que podría reducir el nivel de tensiones en la península coreana.

 

Los sistemas de defensa antiaérea en el Extremo Oriente ruso se encuentran en estado de alerta en relación con el reciente lanzamiento de un misil balístico norcoreano. Aunque el Kremlin entiende que Rusia no es el objetivo de la prueba, Moscú debería garantizar su seguridad ante posibles incidentes, opina el presidente del Comité de Defensa del Consejo de la Federación (la Cámara Alta del Parlamento ruso), Víktor Ózerov.

“Entendemos perfectamente que el territorio ruso no es el objetivo del ataque ni el lugar de caída del misil. Pero para protegernos ante posibles incidentes ponemos en alerta nuestros sistemas de defensa antiaérea en el Extremo Oriente”, ha señalado Ózerov citado por RIA Novosti.




Rusia pone en alerta ante el lanzamiento de Pionyang
Rusia pone en alerta ante el lanzamiento de Pionyang

Comentando la reacción de Washington al lanzamiento, el parlamentario ha destacado que Rusia es capaz de analizar las amenazas exteriores con sus propios medios y ha aseverado que los ejercicios conjuntos entre Corea del Sur y EE.UU. no facilitan el arreglo de la situación en torno al programa de misiles norcoreano.

“Rusia aprendió hace tiempo a analizar la situación internacional y las amenazas a su seguridad. Y las maniobras militares que EE.UU. y Corea del Sur realizan cerca de las fronteras norcoreanas no son un argumento que convenza a Pionyang para dejar de efectuar nuevos lanzamientos”, ha asegurado.

Una medida para aliviar las tensiones.

El presidente del Comité de Defensa también ha propuesto una medida para suavizar las tensiones en la península coreana. “Es necesario nombrar a un representante especial de la ONU para Corea del Norte que utilice la experiencia del enviado para Siria y promueva una relación más estrecha entre Pionyang y los demás participantes en el proceso de negociaciones”, ha aseverado Ózerov.

Según el parlamentario, las medidas actuales para intentar convencer a Corea del Norte para que abandone su programa nuclear y de misiles no alcanzan su objetivo. “Lo único que vemos son nuevos lanzamientos que ponen a prueba los nervios de Japón, de Corea del Sur y de Rusia”, ha lamentado.

Amenaza flagrante.

La Casa Blanca ha condenado el lanzamiento de Pionyang y ha afirmado que “ya hace demasiado tiempo que Corea del Norte supone una amenaza flagrante”. Washington ha instado a endurecer las sanciones contra Corea del Norte y ha sintetizado que “mantiene su compromiso inquebrantable para respaldar a los aliados [de EE.UU.] ante la grave amenaza” de Pionyang. Washington también ha destacado que el misil cayó más cerca de Rusia que de Japón y ha subrayado que “el presidente [Donald Trump] no puede imaginar que [la prueba] complazca a Rusia.

¿Dónde cayó exactamente?

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso ha desmentido la información difundida por Washington. Según un comunicado del organismo, los militares rusos detectaron el lanzamiento y siguieron la trayectoria del misil hasta su caída “en la parte central del mar de Japón, a unos 500 kilómetros del territorio ruso”. El ministerio ha agregado que esa prueba “no supuso ningún peligro para Rusia.

Pionyang vuelve a poner a prueba los nervios de sus vecinos.

Esta madrugada a las 5:28 (hora local) Corea del Norte lanzó un misil balístico desde una zona en la vecindad de Kusong, en la provincia de Pyongan del Norte. Tras volar cerca de 800 kilómetros durante unos 30 minutos, el proyectil cayó al mar del Japón sin alcanzar la zona económica exclusiva nipona. Tokio y Seúl han condenado la prueba realizada por Pionyang.
ACTUALIDAD Y NOTICIAS DEL MUNDO.

Comments are closed.